Sobre Can Salinas

Desde 1989

Royal Plate - Restaurant & Catering php Template

Nuestra historia

Desde 1989, calidad y tradición se dan la mano en nuestro restaurante. “Can Salinas, Manuel el rey de la Fideua” se encuentra en pleno parque natural de Las Salinas, donde ofrecemos a nuestros clientes la combinación perfecta entre naturaleza y gastronomía. Aquí podrás disfrutar de una suculenta paella o fideua, con nombre propio, en un entorno privilegiado, frente a los estanques de Las Salinas y apenas a 3 minutos de la playa.
En Can Salinas la tradición paellera brilla con luz propia gracias a Manuel, el fundador del restaurante. Valenciano de nacimiento, aunque Ibicenco de corazón, lleva en la sangre lo de hacer arroces gracias a su abuelo, Miguel Ribes.
Allá por 1928, junto a las vías del tren de La Cañada(Valencia) y frente a la pinada, el abuelo Miguel fundó “El Roig”. Gracias a ese tren y a las familias que veraneaban allí o subían los domingos con almuerzos, comidas y meriendas, se fue creando la necesidad de facilitar unos servicios mínimos, que Miguel supo aprovechar y adaptar a cada época. Compró sillas y mesas plegables para alquilar por la mañana y que recogía a última hora.
Más o menos al mismo tiempo amplió el local y comenzó a hacer paellas a leña para llevar o para comer allí. Así fundó el Paellero y Merendero, que se fue conociendo por el apodo de Miguel, “El Roig”. Era pelirrojo.

Royal Plate - Restaurant & Catering php Template

De los dos hijos de Miguel, fue Manolo quien siguió en La Cañada. Años más tarde se casó con Tina. Y ya, trabajando juntos, se daría el impulso definitivo a “Casa El Roig”. Ella se encargaría de la cocina y paellero. Él de la plancha, mostrador y restaurante. Casi 90 años más tarde, la tercera y cuarta generación de los Ribes continúa la tradición. Miguel y Cristina en el citado paellero El Roig en La Cañada, y Manuel y su hija Carmela con Can Salinas, en Ibiza.
Pero antes de Can Salinas, Manuel ya era conocido como “el rey de la fideua” por su buena mano con los arroces en Can René (1986), su anterior restaurante situado al principio del camino de Es Cavallet, y por haber sido quien introdujo por primera vez la fideua en la isla.
Cuando Manuel llegó a Ibiza a final de la época de los 70 no dudó en seguir su vocación hostelera en esta maravillosa isla. Así que de Can René se trasladó a Can Salinas, una antigua casa payesa, que ya había funcionado como boutique, tienda de alimentos y bar, y que Manuel consiguió transformar en un restaurante de paellas y tapas tradicionales. Esta típica casa de las islas baleares se encuentra en la carretera de las Salinas, frente a los estanques y la montaña de sal, donde habitualmente pueden verse flamencos y una cantidad de aves típicas de este paraje natural, además de las mejores puestas de sol de la zona.
Es aquí donde, desde hace casi 30 años, intentamos hacer disfrutar de la isla de la forma más tranquila sin perder la esencia ibicenca, que en muchos lugares ha desaparecido. No duden en comprobarlo ustedes mismos.

Reserva tu mesa ahora